Los problemas de enfoque ópticos definen a un defecto llamado presbicia. En las tiendas ópticas en Santa Cruz de Tenerife pueden facilitarte información sobre ello.

Hay problemas de salud que, cuando te los diagnostican, piensas: "¿Ya soy tan mayor para tener esto?". Así ocurre con la presbicia o vista cansada. Con el paso del tiempo, nuestros ojos van perdiendo capacidades, una de ellas es la elasticidad del cristalino, lo que provoca que el enfoque natural se resienta y comencemos a ver desenfocado de cerca. Es un proceso degenerativo del ojo muy habitual y que está asociado a la edad, comenzando generalmente a partir de los 40 años. Afecta al 90 % de la población mayor de 45 años. No debemos alarmarnos, solo tener claro el tratamiento: gafas, lentillas u operase. En las tiendas ópticas en Santa Cruz de Tenerife facilitan información sobre ello y sobre diferentes problemáticas que afectan a los ojos.

¿En qué consiste la vista cansada? Podríamos definir nuestro cristalino como una lente fotográfica al aplicarle el zoom. Cuando miramos un objeto cercano, el cristalino varía su forma y potencia para captarlo. Con los años, la flexibilidad que caracteriza esa capacidad va desapareciendo y el cristalino se vuelve más rígido, provocando problemas de enfoque en distancias cortas. ¿Cómo podemos saber que sufrimos este problema? Fijándonos en algunos síntomas como:

- Sentir que perdemos capacidad para enfocar un objeto a poca distancia, teniendo que alejar un libro, tableta, móvil, etc., para poder ver mejor su contenido.

- Leer un libro se vuelve un problema, bailan sus letras o están borrosas.

- Sufrir dolores de cabeza y fatiga ocular.

¿Qué debemos hacer si pensamos que podemos tener presbicia? La vista cansada no se cura, pero existen medidas para mejorarla. En Óptica Tomé Cano podemos asesorarte sobre estas cuestiones y aclararte si padeces presbicia u otra problemática.