Si estás interesado en un centro óptico en Santa Cruz de Tenerife para adquirir unas lentillas, debes conocer una serie de consejos básicos para su cuidado. Los pasos más importantes son tres: tienes que lavarte y secarte muy bien las manos antes de ponerte las lentillas, debes utilizar un líquido específico para su limpieza y, por la noche, debes guardarlas en un lentillero con líquido para que por la mañana estén frescas.

Recomendaciones para el cuidado de las lentillas

Uno de los principales consejos del centro óptico en Santa Cruz de Tenerife es el de mantener el estuche perfectamente limpio. Lo ideal es que una vez a la semana lo limpies en profundidad con un cepillo y una solución salina. Además, cada tres meses tienes que reemplazarlo.

Las lentillas siempre tienes que dejarlas en una solución específica, nunca en agua. Ten mucho cuidado con el maquillaje y utiliza toallitas anti-pelusa para retirarlo.

Y, por último, nunca duermas con las lentillas puestas, ni siquiera una pequeña siesta.

Cómo limpiar las lentillas paso a paso

El primer paso es lavarte bien las manos con abundante agua tibia y jabón pH neutro. Luego, utiliza una toalla de algodón limpia para secarlas. Esto es fundamental porque la suciedad se transfiere con gran facilidad a las lentillas, lo que aumenta el riesgo de infección en los ojos.

Como resulta lógico, tienes que quitarte las lentillas de una en una. Límpialas con un líquido específico para eliminar los residuos acumulados que han producido los ojos. A continuación, pon la lentilla en la palma de tu mano y aplica la solución limpiadora.

Por último, sólo te queda colocar las lentillas en un estuche limpio y rellenarlo de solución desinfectante.

En Óptica Tomé Cano somos un centro óptico especializado en lentillas en Santa Cruz de Tenerife. Te invitamos a contactar con nosotros.