Tomar el sol es algo que da salud (estimula la formación de vitamina D y mejora los niveles de serotonina, por ejemplo). Sin embargo, tu cuerpo necesita protección en un día soleado. Como una de las mejores ópticas en Santa Cruz de Tenerife sabemos que llevar gafas de sol no está tan extendido como el uso de la crema solar, pero aun así nuestros ojos también han de protegerse. No te puedes imaginar lo útiles que resultan las gafas de sol en este sentido.

A parte de una función de puro estilo, las principales utilidades de las gafas de sol se relacionan con el cuidado de nuestros ojos. Gracias a sus lentes tintadas, te ofrecen una protección frente a los rayos UV. Recuerda que estas radiaciones solares están ahí todo el año, no solo en verano.

También evitan la sequedad ocular durante los días de viento, lo cual puede evitarte esos picores molestos o la necesidad de parpadear constantemente. Teniendo en cuenta que el viento puede arrastrar partículas de polvo y otros residuos, con unas gafas de sol evitarás que estos impacten contra tus córneas y puedan producirte molestias o incluso algún rasguño, dependiendo del tamaño.

Si eres de los que adora ir a la montaña en invierno, no te dejes las gafas en casa. Te protegerán tanto de el sol cegador reflejado en la nieve, como de los copos de nieve y hielo que arrastre el viento. Y, si además tienes alergia al polen, dificultarán el contacto de este con tus ojos.

Si, por otro lado, vives en la ciudad, las gafas de sol son un complemento indispensable para un buen conductor. Gran parte de los accidentes se dan en el ocaso, cuando el sol ciega más. Son muy fáciles de evitar con unas buenas gafas.

Después de conocer todas estas ventajas, permítenos asesorarte en Óptica Tomé Cano para encontrar el modelo perfecto para ti. Somos una de las mejores ópticas de Santa Cruz de Tenerife y nuestro objetivo es cuidar de tus ojos y de tu visión en todas las épocas del año y en todo tipo de situaciones,